30 abr. 2015

El amor al destino

Ecce homo, Friedrich Nietzsche, cap. 4, sec. 10:

Meine Formel für die Grösse am Menschen ist amor fati: dass man Nichts anders haben will, vorwärts nicht, rückwärts nicht, in alle Ewigkeit nicht. Das Nothwendige nicht bloss ertragen, noch weniger verhehlen - aller Idealismus ist Verlogenheit vor dem Nothwendigen -, sondern es lieben… 

Mi fórmula para la grandeza en los humanos es el amor fati: no querer nada que sea distinto, ni adelante, ni atrás, ni en toda la eternidad. No solamente soportar aquello que es necesario, todavía menos disimularlo –todo idealismo es falsedad ante lo que es necesario-, sino amarlo...

El concepto de amor fati, ‘amor al destino’, puede remontarse ya a los tiempos helenísticos y a algunas de sus corrientes filosóficas. He encontrado este pasaje en las Meditaciones de Marco Aurelio con un cierto parecido con la idea nietzscheniana:

Μόνως φιλεῖν τὸ ἑαυτῷ συμβαῖνον καὶ συγκλωθόμενον: τί γὰρ ἁρμοδιώτερον; 
Ama solamente aquello que te ocurre y que forma la trama de tu vida. ¿Acaso hay algo más apropiado? 
Aur. 7.57

No hay comentarios:

Publicar un comentario