13 abr. 2015

Médicos avariciosos

A pesar de que Heródoto y Platón mencionan la existencia de médicos públicos en Grecia, cabe esperar que la mayoría de discípulos de Hipócrates fuesen médicos ambulantes y privados, cuyos servicios costasen bastante más que las visitas a los santuarios de Asclepio. Así nos lo transmite Aristófanes en Los pájaros:

οἱ δ᾽ αὖ κόρακες τῶν ζευγαρίων, οἷσιν τὴν γῆν καταροῦσιν,
καὶ τῶν προβάτων τοὺς ὀφθαλμοὺς ἐκκοψάντων ἐπὶ πείρᾳ:
εἶθ᾽ ὅ γ᾽ Ἀπόλλων ἰατρός γ᾽ ὢν ἰάσθω: μισθοφορεῖ δέ. 
Que los cuervos vacíen los ojos de los bueyes que labran la tierra y del ganado como castigo: y que les cure Apolo, que es médico y cobra por ello. 
Aristoph. Av. 582-584

También Platón en La República, en un tono que suponemos entre divertido y bromista, hace un comentario al respecto:

ἀλλ᾽ εἰπέ μοι: ὁ τῷ ἀκριβεῖ λόγῳ ἰατρός, ὃν ἄρτι ἔλεγες, πότερον χρηματιστής ἐστιν ἢ τῶν καμνόντων θεραπευτής; καὶ λέγε τὸν τῷ ὄντι ἰατρὸν ὄντα. 
τῶν καμνόντων, ἔφη, θεραπευτής. 
Pero dime: aquél que es médico en el sentido estricto, del cual acabas de hablar, ¿es un avaricioso o es quien cura a los enfermos? Y háblame del que es médico en su esencia. 
Quien cura, dijo él, a los enfermos. 
Plat. Rep. 1.341c

Sobre el tono bromista de Platón, cf. Blaise Pascal, Pensées, XXIII, 533-331:

On ne s'imagine Platon et Aristote qu'avec de grandes robes de pédants. C'étaient des gens honnêtes et comme les autres, riant avec leurs amis. Et quand ils se sont divertis à faire leurs lois et leurs politiques ils l'ont fait en se jouant. 
Siempre nos imaginamos a Platón y a Aristóteles con las togas de los pedantes. Lo cierto es que eran hombres decentes y, como otros, bromeaban con sus amigos. Y cuando se divirtieron escribiendo sus Leyes y su Política, lo hicieron como si estuvieran jugando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario