18 abr. 2015

Preverbios ciceronianos

Recientemente estuve releyendo mi trabajo de final de carrera dedicado al estudio de los preverbios o satélites verbales en latín clásico. Además de tener que leer una cantidad muy considerable de bibliografía sobre lingüística latina, para el trabajo prácticamente me aprendí de memoria las dos primeras Catilinarias de Cicerón, que releía cada dos por tres en busca de construcciones con partículas.

Aunque no tengo intención de entrar aquí en el contenido del trabajo, bastante espeso y en general poco atractivo, me gustaría aprovechar para mencionar un pasaje de Cicerón y su posible interpretación. Uno de los apartados de mi trabajo trataba sobre la interpretación de los preverbios latinos, argumentando que son equiparables a los satélites del inglés, del alemán o del chino, y que deben ser entendidos como indicadores del trayecto en las oraciones de movimiento. Por ejemplo, en frases como puer adcurrit domum, el preverbio ad- nos indica cuál es el movimiento, y el verbo principal (curro) la manera en que este movimiento se da. La oración es equiparable a la del inglés The boy ran into the house, donde into indica “entrar” y ran indica la manera, "corriendo". En mi opinión, la frase latina debería entenderse como “el niño entró en casa corriendo”, y no “el niño corrió hacia casa”.

Al principio de la segunda Catilinaria encontramos un conjunto de verbos de movimiento preverbados. Reproduzco aquí el pasaje con una posible traducción en la línea de mi trabajo:

tandem aliquando, Quirites, L. Catilinam, furentem audacia, scelus anhelantem, pestem patriae nefarie molientem, vobis atque huic urbi ferro flammaque minitantem ex urbe vel eiecimus vel emisimus vel ipsum egredientem verbis prosecuti sumus. abiit, excessit, evasit, erupit. 
Finalmente, ciudadanos, a Lucio Catilina, rabioso en el genio, deseoso de crímenes, cabecilla de la perdición de la ciudad, quien os amenazaba a vosotros y a esta ciudad con el hierro y el fuego, lo hemos echado de la ciudad, lo hemos mandado fuera, y mientras se iba lo hemos perseguido con despedidas. Se ha ido, ha salido fuera, nos ha dejado, ha huido. 
Cic. Catil. 2.1.1

Los cuatro últimos verbos de movimiento presentan algunas diferencias. Por ejemplo, abiit debe ser entendido como “se ha ausentado”, y no como “ha salido”, interpretación que tendríamos con exiit. El matiz es importante porque abeo es un verbo estativo, mientras que exeo es mucho más dinámico, es decir, que indicaría movimiento. Excessit  y evasit vienen de cado y vado, dos verbos que indican la manera del movimiento y que, preverbados, indican una acción télica, es decir, con un punto final en el tiempo: Catilina ha salido, nos ha dejado ahora, a las seis en punto. El último verbo es el más interesante porque no es como los demás; si ex indicaba trayecto (hacia fuera) hasta ahora, en erupit indica compleción de la acción. Catilina se ha roto del todo, completamente, es decir, ha huido por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario