23 jul. 2015

El dolor añadido

Uno de los libritos más crudos e intensos jamás escritos sobre la pérdida de un ser querido es, sin duda, A Grief Observed (1961) del filólogo y escritor de fantasía C. S. Lewis. Traducido al castellano como Una pena en observación, se trata de un pequeño cuaderno de menos de cien páginas que el autor escribió poco después de quedarse viudo, y en donde reflexiona, de forma fluida y casi “en voz alta”, sobre su luto personal. Copio aquí las frases que más me han llamado la atención después de mi lectura:

Nunca recibes el cáncer o la guerra o la infelicidad (o la felicidad). Sólo recibes cada hora y cada momento que llega. Todo tipo de altos y bajos. 
(...) 
Pero no estábamos exactamente juntos. Hay un límite para aquello de “una sola carne”. No puedes compartir realmente la debilidad o el miedo o el dolor de otro. 
(...) 
Habladme de la verdad de la religión y os escucharé con atención. Habladme del deber de la religión y os escucharé sumisamente. Pero no me vengáis a hablar de los consuelos de la religión; si no, sospecharé que no habéis entendido nada. 
(...) 
La muerte sólo revela el vacío de lo que siempre había sido. Los que llamamos vivos son simplemente quienes todavía no han sido desenmascarados. 
(...) 
El luto es como un bombardero que va dando vueltas y va lanzando bombas cada vez que su círculo pasa por el nuestro. 
(...) 
“Recuerda mejor a su mujer porque se ha recuperado parcialmente del luto”.
Dejo para el final mi cita favorita de la obra, que aparece en las primeras páginas. Personalmente me recordó a una frase del Enchiridion de Epicteto:

Una parte de todos los sufrimientos es, por decirlo de algún modo, la sombra o el reflejo del sufrimiento: el hecho de que no sólo sufres, sino que tienes que continuar pensando en el hecho de que sufres.
Cf.:
ταράσσει τοὺς ἀνθρώπους οὐ τὰ πράγματα, ἀλλὰ τὰ περὶ τῶν πραγμάτων δόγματα. 
No son las cosas lo que perturba a los hombres, sino la impresión que se hacen sobre las cosas. 
Epict. Ench. 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario