11 dic. 2015

Metáforas descifrables

Costanzo di Girolamo, Teoría crítica de la literatura, ed. Crítica, 1978, pg. 121-122:

Un esquimal que haya estudiado con todo detenimiento la “gramática” del castellano, del italiano, del francés y del inglés podrá entender sin demasiados problemas una frase como llueve a cántaros, o piove a catinelle, y quizás incluso il pleut comme vache qui pisse, pero quedará sin duda perplejo ante una expresión del tipo it’s raining cats and dogs.(...) Quien no tenga conocimiento, por ejemplo, de la metáfora, en modo alguno universal, de nave por “vida”, podrá entender muy equivocadamente un célebre soneto de Petrarca. (...) Todo depende, es obvio, del contexto, pero si se es ajeno a ciertos lenguajes sectoriales incluso una voz bien contextualizada resultará incomprensible.

Todas las lenguas tienen metáforas indescifrables, aunque probablemente menos de las que creemos. En Metaphors we live by, el célebre ensayo de 1980 del lingüista George Lakoff, se proponen una serie de asociaciones conceptuales que dan lugar a metáforas sutiles y muy arraigadas. Por ejemplo, la asociación entre dominios separados como el “amor” y el “viaje” dan lugar a frases como “nuestra relación no va a ninguna parte” o “tenemos que separarnos”. Se me ocurre, aunque no lo sé del cierto, que el hecho de que aparezcan animales en una expresión metafórica (it’s raining cats and dogs), aporta una idea de intensidad, como ocurre en catalán cuando aparecen partes del cuerpo en una metáfora (treure foc pels queixals, treure el fetge per la boca).

No hay comentarios:

Publicar un comentario