5 feb. 2017

Cabezas hablantes


Durante la carrera nunca pude adentrarme en el tema, pero existe un leitmotiv importante en la literatura occidental centrado en las cabezas (cortadas o separadas de su cuerpo) que hablan. La presente entrada es un esbozo de un trabajo que podría haber sido.

Empecemos por el principio. Hay por lo menos un mito griego al respecto, el de Orfeo. Así nos lo transmite Luciano de Samósata:

ὅτε τὸν Ὀρφέα διεσπάσαντο αἱ Θρᾷτται, φασὶ τὴν κεφαλὴν αὐτοῦ σὺν τῇ λύρᾳ εἰς τὸν Ἕβρον ἐμπεσοῦσαν ἐκβληθῆναι εἰς τὸν μέλανα κόλπον, καὶ ἐπιπλεῖν γε τὴν κεφαλὴν τῇ λύρᾳ, τὴν μὲν ᾁδουσαν θρῆνόν τινα ἐπὶ τῷ Ὀρφεῖ, ὡς λόγος, τὴν λύραν δὲ αὐτὴν ὑπηχεῖν τῶν ἀνέμων ἐμπιπτόντων ταῖς χορδαῖς, καὶ οὕτω μετ᾽ ᾠδῆς προσενεχθῆναι τῇ Λέσβῳ, κἀκείνους ἀνελομένους τὴν μὲν κεφαλὴν καταθάψαι ἵναπερ νῦν τὸ Βακχεῖον αὐτοῖς ἐστι.

Cuando las mujeres de Tracia hubieron descuartizado a Orfeo, dicen que su cabeza caída en el río Hebros llegó al Golfo Negro con la lira, y que la cabeza flotaba con el instrumento. La cabeza cantaba una lamentación por Orfeo, según se cuenta, y la misma lira resonaba con los vientos que caían sobre las cuerdas. De esta forma, con el canto, fueron llevados a Lesbos, y los de esta región tomaron la cabeza y la enterraron donde ahora hay el templo de Baco.

Luciano de Samósata, Contra un ignorante que compraba muchos libros, 11

Si cambiamos de cultura, existe un mito celta al respecto, el de la cabeza de Súaltam avisando de la destrucción de Ulster. Véase T. W. Rolleston, Myths and Legends of the Celtic Race, 1911 (ed. Senate, 1994, Londres, pgs. 221-222, traducción propia):

Then Sualtam wheeled round his horse in anger and was about to depart when, with a start which the Grey made, his neck fell against the sharp rim of the shield upon his back, and it shore off his head, and the head fell on the ground. Yet it still cried its message as it lay, and at last Conor bade put it on a pillar that it might be at rest. But it still went on crying and exhorting.

Entonces Sualtam viró su caballo con ira y estaba a punto de irse cuando, con un sobresalto que hizo el Gris, su cuello chocó contra el borde afilado del escudo sobre su espalda y le cortó la cabeza, y la cabeza cayó en el suelo. Pero todavía gritaba su mensaje mientras yacía, y finalmente Conor se ofreció a ponerle una columna para que pudiera reposar. Pero siguió gritando y exhortando.

En literatura catalana, por ejemplo, hay un célebre poema de Àngel Guimerà sobre la cabeza del general Moragues, ejecutado y profanado durante la Guerra de Sucesión. Se llama Lo cap d’en Josep Moragues y es bastante largo. No me atrevo a traducirlo. Interesados, aquí.

Tampoco puedo estarme de mencionar el libro de poesía Les Decapitacions (1934) del poeta catalán Joan Oliver/Pere Quart, donde una serie de cabezas cortadas hablan en verso.

Finalmente, en las películas Quiero la cabeza de Alfredo García (1974) y Sin City (2005), esta última basada en un cómic homónimo de Frank Miller, también aparece el leitmotiv de la cabeza hablante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario