10 abr. 2017

El desarrollo histórico

Erich Fromm, Marx y Freud, 1962 (ed. edicions 62, Barcelona, 1967, pg. 42, traducción mía a partir del catalán):
(Para Freud) Cuanto más crece la civilización, más se sublima el hombre, pero también se frustran más sus impulsos libidinosos originales. Se vuelve más sabio y culto, pero también, en cierto sentido, menos feliz que el hombre primitivo; está más expuesto a la neurosis, resultado de una excesiva frustración instintiva. El hombre no se siente satisfecho con la civilización que crea. El desarrollo histórico es un fenómeno positivo, si lo consideramos desde el punto de vista de los productos de la civilización, pero es también un proceso que implica una insatisfacción creciente, unas posibilidades de neurosis cada vez mayores.

3 abr. 2017

Preparar la guerra

Erich Fromm, Marx y Freud, 1962 (ed. edicions 62, Barcelona, 1967, pg. 10, traducción mía a partir del catalán):


Contribuyeron a cambiar mi opinión sobre la guerra algunas experiencias con mis profesores. El profesor de latín, quien durante los dos últimos años inmediatamente anteriores a la guerra no hacía más que repetir en sus clases su máxima favorita, Si vis pacem, para bellum (“si quieres paz, prepara la guerra”), manifestó un gran entusiasmo cuando la guerra estalló. Comprendí entonces que su pretendido deseo de paz era falso. ¿Cómo era posible que un hombre que parecía tan preocupado por preservar la paz estuviese tan contento al estallar la guerra? A partir de entonces, me fue muy difícil creer en el principio que el armamento preserva la paz.

Ilusiones


Erich Fromm, Marx y Freud, 1962 (ed. edicions 62, Barcelona, 1967, pg. 21, traducción mía a partir del catalán):


El presupuesto subyacente en el “arma de la verdad” de Marx es el mismo que hay en Freud: que el hombre vive de ilusiones porque estas ilusiones hacen soportable el infortunio de la vida real.