10 abr. 2017

El desarrollo histórico

Erich Fromm, Marx y Freud, 1962 (ed. edicions 62, Barcelona, 1967, pg. 42, traducción mía a partir del catalán):
(Para Freud) Cuanto más crece la civilización, más se sublima el hombre, pero también se frustran más sus impulsos libidinosos originales. Se vuelve más sabio y culto, pero también, en cierto sentido, menos feliz que el hombre primitivo; está más expuesto a la neurosis, resultado de una excesiva frustración instintiva. El hombre no se siente satisfecho con la civilización que crea. El desarrollo histórico es un fenómeno positivo, si lo consideramos desde el punto de vista de los productos de la civilización, pero es también un proceso que implica una insatisfacción creciente, unas posibilidades de neurosis cada vez mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario